Equipo Cyclo busca bioindicadores para determinar eventos sísmicos

A bordo de una lancha pesquera y sorteando el mal tiempo un equipo de Cyclo junto a investigadores de la Universidad de Durham (UK) se desplazaron hacia la localidad de Quellón (Región de Los Lagos), a fin de buscar indicadores de terremotos. Fueron 3 estuarios en el sur de Chiloé los elegidos para la visita: Ayentema, Asasao e Inio; en los cuales se buscaron evidencias de terremotos en secciones del registro sedimentario y muestras de árboles muertos o bosques fantasmas producto del terremoto de 1960.

El equipo de investigadores que se desplazó en terreno estuvo compuesto por Ed Garret y Martin Brader (Durham); Daniel Melnick (Director Cyclo – UACh) y Diego Aedo (UACh). En lo específico, el objetivo fue tomar muestras del suelo actual (en la marisma), para posteriormente buscar e identificar  diatomeas (algas unicelulares) las cuales varían en cantidad dependiendo de la influencia marina. Dada la sensibilidad de estos organismos, se espera que puedan ser utilizados como indicador de la variación en el nivel del mar durante un evento sísmico (como el año 2016 en Chiloé).

Otro desafío que se propusieron los investigadores de Cyclo fue encontrar y extraer una nuestra de una alga llamada un alga Coralina lithothamnioidea, la cual tiene un color rosado. Esta búsqueda en particular está sustentada en que dicha alga al quedar expuesta por un levantamiento brusco del terreno y morir deja una mancha blanca en las rocas. El espesor de estos residuos puede ser medido y se podría estimar cuánto se levantó el terreno.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *